Rito de iniciación

573f975a30c7c919cc8041dcb7cb4752

—¡Buenos días, princesita!

—Buenos días, tía Helga. —La pequeña Jenny entró bostezando a la tétrica cocina de su tía, en la que parecía que era Halloween todos los días del año.

—¿Has dormido bien, pequeña? Recuerda que hoy es 31 de octubre y por eso, mi querida Jenny, te tengo preparado algo muy, muy especial. Te voy a proponer un juego, ¿te parece? Vas a cerrar los ojos y no los vas a volver a abrir hasta terminarte este desayuno tan delicioso que he hecho solo para ti.

Jenny se tapó los ojos con fuerza, la mar de divertida.

—Umm, ¡esto está riquísimo!, ¿Y cuándo vienen papá y mamá?

—…¡Ya puedes abrir los ojos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s