El reencuentro

a2bf41776e0102517cdf6b2ef6377b35-d41bp42-2

Caminar por el bosque no le resultaba fácil, y menos desde que estaba encerrado en aquella maldita residencia. Con cada pisada sus manos temblaban, sus músculos enmudecían, sus artríticas rodillas aullaban de dolor y la entrecortada respiración le obligaba a tener en todo momento presente lo terriblemente viejo que estaba. Avanzaba con paso torpe, pero sin temor, pese a su lechosa mirada que ya había visto demasiado. Como si una mano invisible agarrase con fuerza la suya y le hiciese avanzar, zancada a zancada, respiración a respiración.

Comenzó a llover, y los arañazos de las ramas dolían, los jadeos eran demasiado frecuentes y su cabeza amenazaba con tener otro apagón; los momentos de lucidez eran cada vez más breves.  “No, ahora no”, imploró para sus adentros. De repente, sonreía. Una desdentada sonrisa que iluminaba cada arruga de su rostro y le hacía parecer diez años más joven y diez años más viejo a la vez.

Se arrodilló frente al roble más antiguo del bosque, igual de estropeado que él, y sus rodillas crujieron de dolor. “Estás viejo, amigo”, le espetó, y se echó a reír. Miles de deliciosos recuerdos de toda una vida salieron volando del árbol como pájaros salvajes, llenando el silencio con helicópteros y aplausos, susurros de complicidad, risas explosivas, jadeos, fuegos artificiales, carcajadas infantiles y llantos de alegría. El viejo gritó, emocionado y se dejó caer sobre un lecho de hojas, murmurando su nombre, el mismo que había tallado en el tronco de aquel árbol, hace ya demasiado tiempo. El amor de su vida. “Helena”. Una suave brisa recorrió su columna vertebral y comprendió que, por fin, después de tantos años vagando sin rumbo, había llegado a casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s